Sergio/ agosto 25, 2020/ Seguro del hogar

¿Tienes pensado vivir en un piso de alquiler? ¿Quizá te gustaría obtener un ingreso extra y deseas poner una propiedad como disponible para otras familias? En cualquier caso, seguramente tengas dudas sobre quién debe pagar el seguro de una casa de alquiler. ¿El dueño o los inquilinos? Vamos a tratar este tema en las próximas líneas de nuestro blog. ¡Comenzamos!

Lo primero que tienes que saber es que la respuesta no es tan sencilla como decir uno u otro, sino que hay que tener en cuenta muchos factores que veremos a continuación. Un pequeño resumen podría ser que es recomendable que ambos aseguren la vivienda de alquiler para prevenir cualquier clase de infortunio y asegurarse por completo la integridad del mismo.

Así, por ejemplo, el casero es el primer interesado en contar con un seguro en una casa de alquiler, ya que le permitirá disfrutar de interesantes coberturas que protejan la vivienda ante cualquier imprevisto o accidente. Esta póliza estaría enfocada principalmente a proteger el continente o el inmueble.

Pero, ¿qué pasa con el contenido interior? En esta ocasión, las cosas no están tan claras, ya que lo ideal sería que se preocuparan tanto el inquilino como el casero. Es muy posible que, al alquilar una vivienda, lo hagamos con ella amueblada. Si no es totalmente, por lo menos, lo básico, como pueden ser los electrodomésticos. En estos casos, es aconsejable protegerlo de los posibles daños o de robos, sin ir más lejos.

En lo que respecta a los inquilinos, contar con un seguro en una casa de alquiler le puede dar cobertura a todas aquellas pertenencias que son suyas ante roturas, robos o accidentes. Su precio será inferior gracias al hecho de no tener que asegurar el continente.

La responsabilidad civil en un seguro de una casa de alquiler

La responsabilidad civil es, sin lugar a dudas, una de las grandes coberturas de las pólizas del hogar, ya que nos proteger frente a daños que se pudieran realizar a terceros. En el caso de los caseros, contar con ella resulta imprescindible para hacer frente a inconvenientes como pueden ser las goteras que pudiéramos causar a otro vecino.

En el caso de los inquilinos, la responsabilidad civil tiene que ver con los posibles actos que puedan causar daños a terceros y que no tengan que estar incluidos en la póliza del casero, como negligencias.

En nuestra experiencia, contratar un seguro de hogar en Mallorca no es algo complicado, pero tenemos que mirar bien cómo hacerlo y las coberturas que contratamos. Ponernos en manos de un experto puede ser la mejor elección que hagamos.

Compartir esta entrada