Sergio/ enero 25, 2016/ Investigaciones

Los programas de detección precoz de cáncer permitieron detectar un total de 188 casos nuevos en la Región Sanitaria de Girona durante el 2015: 170 cánceres de mama y 18 de colon y recto. El cribado o detección precoz es una de las estrategias principales de las políticas de prevención y control del cáncer del Departamento de Salud. El objetivo del cribado del cáncer es detectar la enfermedad en una fase precoz y asintomática, ya que el tratamiento en esta fase mejora el pronóstico de la enfermedad.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres y su riesgo aumenta con la edad: la mayoría de casos se suelen dar por encima de los 50 años. El cribado permite detectar con la mamografía (radiografía de las mamas) tumores tan pequeños que incluso no son palpables. Así pues, el programa de detección precoz consiste en realizar una mamografía cada dos años en mujeres entre 50 y 69 años. Este periodo de edad es en el que el cribado ha mostrado su eficacia de manera clara. Cuanto antes se detecta el cáncer de mama se dispone de más opciones terapéuticas, especialmente de las menos agresivas (cirugía conservadora en lugar de mastectomía). El cribado con mamografía aumenta las posibilidades de curación de los cánceres detectados precozmente y puede disminuir la mortalidad por este tumor entre un 25 y un 35%.

Así, con respecto al Programa de cribado de cáncer de mama, el año pasado se invitó a participar un total de 47.883 mujeres en la Región Sanitaria de Girona, de las que 33.068 aceptaron hacerse la mamografía preventiva. El análisis de los datos del año 2015 de este programa -implantado en la Región desde el año 2000-, demuestra una buena participación, aunque hay diferencias importantes entre comarcas: entre el 62% y el 88 %. Las comarcas con mejores cifras de participación son el Baix Empordà y el Ripollès, mientras que las que presentan menos adhesión son el Gironès y el Pla de l’Estany.

deteccion cancer de mama

Los datos demuestran que la participación es más elevada en los cribados sucesivos que al primero. En este sentido, cabe destacar que en 47 de los casos de cáncer detectados en 2015 era la primera vez que la mujer se apuntaba al programa, mientras que en los 123 restantes era en los cribados sucesivos. Según los datos analizados, la tasa de cáncer de mama por cada mil mujeres cribadas es superior en la primera mamografía que en las siguientes. Así, mientras en el primer cribado la tasa es de 7,91 casos por cada mil mujeres participantes, en las sucesivas participaciones es de 4,53. En la Región Sanitaria de Girona se detectaron en 2015 un total de 5,14 casos de cáncer por cada mil mujeres participantes.

El cáncer de colon y recto en la Región Sanitaria de Girona

Con respecto al cáncer de colon y recto, el año pasado se detectaron precozmente un total de 18 casos en las comarcas gerundenses entre los 16.472 participantes en el programa. En total, en 2015 se invitó a participar 44.426 personas de entre 50 y 69 de la Región Sanitaria de Girona, de las cuales aceptarlo 37%. El Programa de Cribado de Cáncer de Colon y Recto se empezó a implantar en la Región Sanitaria de Girona en el año 2013 por la comarca del Baix Empordà, continuando en enero de 2014 en la Garrotxa y el Ripollès y, a partir de la último trimestre de 2015, se extendió a toda la Región. Este programa está dirigido a la población que tiene más posibilidades de padecer este tipo de tumores, todos los hombres y mujeres que tengan entre 50 y 69 años.
Cancer de colon
El método de cribado se hace a partir de un análisis para detectar si hay restos de sangre en las heces. Quien participa en el programa debe dirigirse a una oficina de farmacia con la carta que haya recibido, donde se le entrega un kit para depositar la muestra de heces y las instrucciones de cómo conservarla hasta que la lleve de nuevo a la farmacia . En caso de que los resultados de los análisis sean positivos, será citado para una visita a la Unidad de Endoscopias de su hospital de referencia, donde se le informará del resultado y del proceso a seguir a partir de entonces, que parte de la realización de una colonoscopia diagnóstica. Según los resultados de este estudio, se indicará al paciente qué hacer: participar de nuevo en el programa al cabo de dos años si el riesgo es bajo, fue necesaria una segunda exploración al cabo de un tiempo (1 o 3 años ) o ser derivado a un centro de diagnóstico y tratamiento si se confirma la presencia de cáncer.

En Cataluña cada año se diagnostican más de 4.000 casos nuevos de cáncer de colon y recto y actualmente se ha convertido en la segunda causa de muerte por cáncer en Cataluña. La mayoría de estos cánceres se desarrollan a partir de pólipos adenomatosos. No obstante, la presencia de pólipos es frecuente en la población y sólo un pequeño porcentaje progresa a cáncer. El tiempo medio necesario para completar esta progresión es largo, probablemente de 10 o más años, lo que permite prevenir o detectar precozmente el cáncer de colon y recto y mejorar el pronóstico.

Dado que este cáncer es asintomático hasta que está muy avanzado, es muy importante la participación en este tipo de programas de detección precoz. La prueba de detección de sangre oculta en heces es la única que ha demostrado su eficacia en ensayos controlados aleatorizados.

Share this Post