Se reducen los plazos de espera para operaciones

Sergio/ mayo 18, 2016/ Actualidad/

Salud reduce el porcentaje de personas que superan los plazos para operaciones, pruebas diagnósticas y primeras visitas a consultas externas en el primer semestre de 2016

El Departamento de Salud, a través del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), ha aumentado la actividad quirúrgica y diagnóstica, así como las primeras visitas a consultas externas en Cataluña: en concreto, entre este mes de junio y el mismo periodo el año pasado, las intervenciones han crecido un 3,8%, mientras que el número de pruebas se ha incrementado un 24% y las primeras visitas a consultas externas lo han hecho un 18,8%. Así, ya pesar de no disponer de los recursos adicionales previstos en el anteproyecto de ley de presupuestos de 2016, durante este primer semestre Salud ha hecho un esfuerzo para realizar cerca de 185.000 intervenciones quirúrgicas de listas de espera.

Actualmente en Cataluña hay 161.730 personas en lista de espera para ser operadas, respecto a diciembre de 2015 representa un incremento del 3,1%. En cambio ha mejorado un 4,7% el número de pacientes en lista de espera en pruebas diagnósticas y un 16% en primeras visitas de consultas externas.

Estas son algunas de las principales datos del corte de junio de 2016 de listas de espera, presentadas esta tarde por el director del CatSalut, David Elvira, junto con el subdirector del CatSalut, Josep Maria Argimon, y la Directora del Área de atención Sanitaria, Cristina Navidad.

Casi el 100% de pacientes oncológicos han intervenido en menos de 45 y menos de 90 días los pacientes con indicación de cirugía cardiaca.

Respecto diciembre de 2015 ha disminuido el porcentaje de personas que superan los plazos garantizados o de referencia para intervenciones quirúrgicas. En el caso de cataratas, prótesis de rodilla y prótesis de cadera, ha bajado hasta un 45,3%. Para el resto de intervenciones disminuye un 32% el porcentaje de pacientes que superan el período de referencia.

En pruebas diagnósticas ha disminuido en un 4,7% el número de personas en lista de espera y ha mejorado el tiempo medio de espera en un 7%.

El número de pacientes en lista de espera para primeras visitas de consultas externas ha disminuido en un 16% y ha mejorado el tiempo medio de espera en un 35%.

Reducción de listas de espera

Avances en el Plan integral de mejora de las listas de espera

 

En la rueda de prensa también se ha hecho rendición de cuentas de las actuaciones realizadas hasta ahora del Plan integral para la mejora de listas de espera sanitarias, presentado en abril y que preveía 4 ejes: mejorar la accesibilidad de la información, apoderarse la atención primaria, aumentar la proactividad del sistema de salud e incrementar la actividad.

Así, y en cuanto a la accesibilidad, ya se publican semestralmente los datos de listas de espera, con formato de datos abiertos, en la web del CatSalut, mientras que a partir de mañana también estará disponible la información de consultas externas, centro por centro. Además, el servicio Cat @ Salud Mi Salud también se puede consultar, de forma personalizada y en un entorno seguro, las personas en lista de espera, con motivo y fecha de inclusión.

En cuanto al empoderamiento de la primaria, ya se ha empezado a desarrollar en las regiones la programación directa de visitas a la atención especializada desde la primaria, por ejemplo en dermatología, traumatología, cardiología o oftalmología.

Por último, con respecto a la proactividad del sistema, a partir de este mes de julio los hospitales deben entregar a los pacientes un documento informativo de intervención quirúrgica en el momento de inclusión en la lista de espera, mientras que, al mismo tiempo, contactarán con el paciente por teléfono para comunicar alternativas de intervención antes de que finalice el tiempo de referencia.

Además, y como medida que se introduce ahora en este Plan integral, se recupera la práctica de realizar auditorías externas periódicas para garantizar un correcto procedimiento y tratamiento del uso de los datos, aumentar la calidad de los registros y obtener información más precisa. Este proceso deberá permitir mejorar la información sanitaria, la gestión de las listas de espera y la toma de decisiones.